viernes, 20 de julio de 2007

Isla Fantasma San Borondón


En las islas Canarias aún persiste una leyenda popular de una isla que aparece y desaparece desde hace varios siglos que fue bautizada como isla de San Borondón.

Según los "testigos" que dicen haber visto la isla normalmente la sitúan en extremo occidental del archipiélago, entre las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro. Hay relatos desde siglos que narran la aparición de dicha isla, de la visión por muchos testigos y de su posterior desaparición, mientras otras personas atribuyen la extraña aparición debido a alguna acumulación de nubes en el horizonte o a un fenómeno de espejismo.La leyenda de San Borondón llegó a adquirir tal fuerza en Canarias que durante los siglos XVI, XVII y XVIII se organizaron expediciones de exploración para descubrirla y conquistarla, incluso Leonardo Torriani, ingeniero encargado por Felipe II para fortificar las Islas Canarias, a finales del siglo XVI, describe sus dimensiones y localización y aporta como prueba de su existencia las arribadas fortuitas de algunos marinos a lo largo del siglo XVI.

Los relatos acerca de esta isla adquirieron tanto renombre en tiempos pasados que son muchos los viajantes y marineros que hacen mención de diferentes formas referente a su existencia.

En el siglo XIII existen dos cartografías que hacen mención a San Borondón. Hacía el año 1234, Marcos Martínez, en el planisferio de Ebstorf menciona "Isla Perdida. San Brandón la descubrió, pero nadie la ha encontrado desde entonces"

La otra mención se encuentra en el Mapamundi de Hereford, hacia el año 1275, el texto dice "las seis Islas Afortunadas o Islas San Brandon"

También otros mapas medievales hacen alusión a San Borondón, como son los de Pizzigano (1367), Weimar (1424), Beccari (1435), Toscanelli (1467) Cazorla, Torriani o Pedro Agustín del Castillo (1686)

En este punto no se puede dejar de mencionar que Cristóbal Colón en su diario de abordo, el día Martes 25 de Septiembre de 1492 deja claramente escrito que vieron tierra en las siguientes coordenadas "Gueste, y que fuesen todos al sudeste adonde avía parecido la tierra. Avrían andado aquel día al Gueste 4° leguas y media, y en la noche al sudeste 17 leguas..."(textual)

El diario del Almirante Colón indica que todos los marinos se subieron al mástil mayor para ver la tierra y pese a estar hasta la noche tratando de divisar esta visión de tierra que muchos vieron, desapareció, no lograron localizar esa tierra anunciada por Martín Alonso, lo sabemos hoy en día gracias al detalle de Colón de anotarlo, ya que las coordenadas indicarían que estaban cerca donde habitualmente los testimonios son mayoritarios respecto a la visualización de San Borondón.

No menos importante han sido las búsquedas de la isla.

- En 1526 se realizó una expedición a cargo de los vecinos de Gran Canaria, Francisco Álvarez y Hernando de Troya.

- En 1556 un portugués de nombre Roque Núñez, sus hijos y un cura palmero llamado Martín Araya viajaron desde La Palma hacia San Borondón, dicen las crónicas que estuvieron muy cerca de la isla, pero una discusión sobre quien debería desembarcar primero, los hizo desistir del intento.

- Se vuelven a repetir intentos infructuosos los años 1569 y 1570, Este último año tiene una gran recopilación de testimonios gracias al Gerente de la Real Audiencia de Canarias, Hernán Pérez de Gando. Este año fue muy intenso en testimonios sobre San Borondón, siendo uno de los principales el aportado por el experimentado piloto natural de Setúbal (Portugal) Pedro Vello, quien aseguró haber desembarcado en la misteriosa isla junto a dos marinos más, debido a una gran tormenta. Su descripción es de una tierra con aguas aptas para beber, arroyos limpios, logro ver una pequeña cruz incrustada en un árbol, observo vacas, ovejas, y cabras pastando tranquilamente. Debido a las inclemencias del tiempo volvió a embarcar sin sus dos compañeros. A su regreso, cuando la tormenta amainó le fue imposible encontrar la isla donde había estado.

- En el año 1604 la pareja formada por Gaspar Pérez de Acosta y Fray Lorenzo de Pinedo también les fue esquiva la suerte de encontrar la misteriosa isla.

- La última expedición en búsqueda de San Borondón fue protagonizada por el Capitán General de Canarias Juan Mur y Aguirre en el año 1721, debido a nuevos testimonios oculares en la isla de El Hierro y La Palma, así como la aparición en las playas de estas islas de misteriosas frutas y vegetaciones desconocidas. Al frente de esta aventura estaba el Capitán Gaspar Domínguez y los frailes franciscanos Pedro Conde y Francisco de Cristo, pero tampoco hubo éxito en la búsqueda de San Borondón.

- Hay observaciones en los años 1802 (Mayo) 1865 (Octubre)

- Año 1936, estos acontecimientos los dejaremos para un apartado independiente a continuación.

- Año 1948, testimonio de la Sra. Illiní, desde la Pirámide en Breña Baja (La Palma)

- Año 1953 (Agosto)

En los tiempos modernos que corren no están ausentes de testimonios adaptados a nuestra tecnología moderna. Es así como en el año 1958, el prestigioso periódico español ABC publicó una foto que muestra una supuesta isla que podría ser San Borondón. La foto fue obtenida por Manuel Rodríguez Quintero vecino de los Llanos de Aridane quien junto a otros vecinos logró una foto a la distancia bastante vaga y poco clara.

Existe un testimonio del año 1983 por parte de Julia León, hermana de una familia de artistas españoles que conjuntamente con una amiga desde las proximidades de Fuencaliente, (La Palma) al sureste, vieron, una isla entre las islas de La Gomera y la del Hierro. Su observación duro más de dos horas y no interpretar ni entender su visión, pues aquel lugar observado siempre había sido nada más que mar, nada más. Sus apreciaciones son que era una isla similar a la de La Gomera, con frondosidad, aunque dejaron ver también la posibilidad de un fenómeno óptico o espejismo en el mar. Al día siguiente al observar el mismo lugar desde la misma posición la extraña silueta de la isla había desaparecido.

El paso del tiempo añade nuevos elementos a esta leyenda es así como el día 5 de Julio de 1991 y el 1 de Marzo de 1992, dos embarcaciones tipo Jet-Foil (sobre colchones de aire) de la compañía Transmediterránea chocaron con algo invisible en aguas donde están las coordenadas donde se supone que esta la misteriosa y esquiva isla de San Borondón. Estas coordenadas que son: 10 grados y 10 minutos de longitud y a 29 grados y 30 minutos de latitud a 100 leguas de la isla de El Hierro y 40 leguas de La Palma, según datos del cronista Juan de Abreu Galindo. Una de las embarcaciones, llamada Princesa Teguise, dejaron constancia que a 25 kilómetros de tierra, a eso de las 12,30 horas "chocamos contra algo indeterminado que era invisible". La coalición causó 19 heridos. Las investigaciones posteriores no dieron resultados positivos sobre que cosa choca el Princesa Teguise. Se habló del choque con un gran cetáceo que se había puesto en el camino del barco, pero no se encontraron indicios de sangre ni restos parecidos. Terminadas todas las investigaciones y al paso del tiempo la pregunta si el Princesa Teguise chocó con San Borondón, más de alguien la comenta disimuladamente.